Telescopio Negro

  • En oferta
  • Precio habitual $3.00


Telescopio Negro

  • Nombre científico: Carassius auratus
  • Nombre común: Pez Telescopio, pez Ojones, Demekin, Dragon Eye Goldifish
  • Tamaño del acuario: Unos 100 litros, mínimo 40 litros por ejemplar
  • Temperamento: Tranquilo
  • Temperatura: Entre 18º y 22ºC
  • pH: Entre 6 y 8
  • Alimentación: Omnívoros
  • Vida: 10 a 15 años

El pez Telescopio es una variación o mutación del famoso Goldfish. Conocido como  pez Ojones, por la característica principal de su morfología más llamativa: sus ojos saltones. Se cree que esta mutación de Goldfish, tiene su origen en China (como casi todo lo que tenga que ver con el Carassius Auratus) hacía 1.700, cuando se les empezó a denominar Dragon Eye Goldfish o Dragonfish, aunque posteriormente se empezó a criar en Japón, donde se les ha otorgado el nombre popular de Demekin.

Tamaño: En acuario, el pez Telescopio no suele sobrepasar de los 13 centímetros, aunque en un estanque (o un acuario de buen tamaño) y con las condiciones adecuadas, puede llegar a medir unos 20 centímetros.

Distribución y hábitat: El origen de las carpas doradas, de las que proviene el pez Telescopio, está en Asia y Asia Central, en aguas estancadas y lentas de ríos, lagos y estanques. El Goldfish que conocemos actualmente, tienen su origen en china, pasando posteriormente a Japón y por último a Europa y América.

Condiciones del acuario:

Se puede empezar con un acuario mínimo de 40 litros, aunque idealmente sería mejor un tamaño de al menos 80 litros para un ejemplar adulto y a medida que tengamos más ejemplares, unos 40 litros por cada ejemplar más.

Son peces de agua fría, pero eso no quiere decir que no tengamos un cierto control sobre la temperatura, que debe estar entre 18ºC y 22ºC, con un pH entre 6 y 8.

El pez Telescopio, como todos los Goldfish, produce una mayor cantidad de desechos que el resto de peces, por lo que debemos tener un buen filtrado del agua y debe renovarse el agua del acuario de forma periódica.

Su mantenimiento es relativamente sencillo, salvo por que ensucian mucho y hay que estar muy atento a que el acuario esté limpio, para evitar la aparición de cualquier tipo de enfermedad.

Dieta: Son omnívoros, por lo que admiten todo tipo de alimentos frescos, congelados y también aquellos productos secos especialmente diseñados para carpas doradas. Debido a su baja visibilidad, necesitan tiempo para encontrar su alimento y terminar su comida.